¿Qué es una dieta Detox?

Planes Detox

Seguro que llevas mucho tiempo escuchando este concepto pero… ¿sabes realmente qué es una dieta de zumos Detox? Te contamos lo que es, lo que incluye, lo que supone y, en definitiva, ¡todo lo que deberías saber antes de animarte a probarla!

La dieta de zumos detox es uno de los métodos o recursos con los que someternos a una detoxificación o, como ya se viene conociendo en nuestro país, body cleansing.

Esta se considera una medicina alternativa e incluye varios subtipos, siendo uno de ellos, las dietas detox, que es la que hoy nos ocupa.

Esta es una manera de alimentarse, durante un tiempo preestablecido de tiempo, a base de alimentos considerados de alta pureza, muy ricos en micronutrientes, que son los que limpian, purifican y desintoxican nuestro cuerpo: frutas, verduras y hortalizas.

Sí es cierto que, en ocasiones, cuando los planes desintoxicantes son más largos, se intercalan estos alimentos con otros considerados de alto valor nutritivo pero poco o nada contaminantes. Por ende, en un principio se descartan carnes, pescados, arroces, pastas y, en definitiva, el resto de alimentos.

En función del plan, puede que se introduzcan superalimentos, leche, algunos frutos secos, etc. Sin embargo, hablamos de los casos en los que se pretende seguir una juice cleanse por un largo período de tiempo. Ello se debe a que, cualquier exceso o carencia son malos, por lo que no debemos mantener nuestro organismo sólo a base de unos pocos tipos de nutrientes o dejará de funcionar adecuadamente.

En definitiva, una dieta de zumos detox es un plan de alimentación que se basa en la ingesta de zumos hechos a base de fruta, verdura y hortaliza. Su objetivo es remover el máximo de toxinas de nuestro organismo a base de eliminar su ingesta, mediante la expulsión de líquidos y mediante la quema de grasa a partir del consumo de mucho líquido y fibra.

Zumos detoxificación
Antes de empezar una dieta Detox

Tipos de planes Detox

Nuestros Planes Detox son los únicos 100% ecológicos y frescos del país, están diseñados por nutricionistas para que puedas llevar a cabo una completa depuración de tu organismo eliminando toxinas y alcalinizando el organismo a base de ingerir como único alimento zumos cold-pressed y leches vegetales. Consiste en dejar que tu sistema digestivo descanse para que toda la energía que normalmente empleas en la digestión se utilice para desintoxicar tu organismo, acelerar el proceso de recuperación, perder peso y proporcionarte energía para que puedas llevar a cabo todas tus tareas diarias. Nuestros planes con zumos Detox te aportaran los minerales, vitaminas y enzimas que tu cuerpo necesita para mantenerte al 100% en tu día a día.

Si nunca has realizado un Detox y tus hábitos alimenticios son irregulares este plan es ideal para introducirte a un estilo de vida saludable e ir preparándote para los siguientes niveles.

Si ya has realizado un Plan Detox, te gustan los zumos verdes y tus hábitos son bastante saludables este plan se ajustará a tus necesidades aportándote gran cantidad de antioxidantes, alcalinizándote y depurando tu organismo.

Si eres un amante del deporte y al mismo tiempo sientes que necesitas una depuración, este es el plan perfecto para ti, el cuál aportará gran cantidad de nutrientes y energía para que no bajes el ritmo y mejores tu rendimiento.

Las dietas de zumos detox se pueden clasificar de dos maneras: una es en función de las características y objetivos de la persona; la otra, simplemente considera el número de días que se lleva a cabo.

  • Según la persona. Hay que considerar qué se desea conseguir y la situación del individuo (si está reteniendo líquidos, si hace deporte, la cantidad de agua que bebe, etc). Hay planes para recién iniciados, para deportistas…
  • Según el número de días. Tenemos planes que van desde un único día hasta el mes. Obviamente, habrá que considerar también lo anterior. Por lo general, los planes más utilizados, y los que solemos aconsejar, son los de 3 y 7 días. Estos son sencillos y nos dan los beneficios propio de este tipo de desintoxicación sin llegar a sufrir los inconvenientes que se pueden tener (y que vamos a ver a continuación). Aun así, podemos diseñar planes de dos o tres semanas, de 10 días… Todo depende de lo que se pretenda conseguir. Como ya hemos indicado anteriormente, estos no se basarán únicamente en la toma de jugos sino que será necesario incluir algunos alimentos en nuestro día a día para asegurar el bienestar.

Veamos qué hay que considerar en esta fase previa a la depuración.

  • Dependerá, en parte, de tus objetivos y de la duración de la dieta, pero es esencial que te guíes por tu alimentación habitual.
    • Entre 1 y 2 días. Fase ideal para quien habitualmente come bien (sin comida procesada, con cantidad de micronutrientes, proteínas de alta calidad, grasas saludables…). También para quien hará una dieta de corta duración y menor impacto.
    • De 3 a 4 días. Para quienes suelen comer bien pero se relajan un poco el fin de semana o en ocasiones especiales.
    • 5 días. Será la habitual, para quien come de manera alimentos de todo tipo a diario (desde ensaladas hasta fritos, salidas a restaurantes…).
    • Hasta 7 días. Será el caso de quien haga una dieta detox larga y necesite de una limpieza profunda, es decir, quien coma verdaderamente mal (muchos hidratos de baja calidad, ausencias de productos vegetales, etc).
  • Durante el tiempo predetox tendrás que empezar a introducir (o a comer más) perejil, pepino, kale, limón, pepino, zanahoria y batata. Estos alimentos, en conjunto, suponen una base bastante sólida a la vez que saludable de lo que debería ser nuestra alimentación (agua, hidratos sanos, productos dulces y salados, estimulantes, hipocalóricos…).
    • Por supuesto, tendrás que multiplicar el consumo de vegetales, tanto de frutas como de verduras y hortalizas. Estos son ricos en micronutrientes y enzimas, esenciales para depurar el organismo.
    • Productos orgánicos. Si existe la opción orgánica de algún alimento poco recomendable, escógela, siempre será mejor que el que iba a ser su primera opción.
    • Además, beberás más agua. La hidratación de las células es esencial para que trabajen bien y, a menudo, la falta de agua se confunde con hambre, haciéndonos comer cosas nada saludables o más calorías de las que consumimos cada día. Además, de hidratarlas, las células también reciben sus nutrientes con el agua.
  • Del mismo modo, comenzaremos a reducir al máximo e incluso evitar otro tipo de productos nada saludables.
    • Alimentos de origen animal. Reduce a una por día la porción de alimento cárnico. Aunque son ricos en proteínas, que son beneficiosas, resultan pesadas, suponiendo un contraste enorme con el plan que vamos a seguir. Apuesta por la carne magra y los pescados y mariscos. ¡Tratemos de calmar nuestro sistema digestivo!
    • Totalmente prohibido. Deshidrata e impide que nuestras células trabajen adecuadamente.
    • Cafeína y bebidas gaseosas. Es especialmente importante alcalinizar el cuerpo (es parte del éxito de la dieta), lo cual se conseguirá, también, eliminando la cafeína de nuestro interior. Puedes tomar preparados de café con baja cantidad de cafeína y en frío.
    • Alimentos procesados. Platos preparados (ya sean frescos, congelados o en lata), bollería industrial, tartas, postres envasados y cualquier producto con alta cantidad de conservantes, saborizantes y demás productos artificiales deben quedar fuera de tu día a día desde antes de empezar con tu dieta de zumos.
  • Ahora será momento de identificar el plan más adecuado para ti. Para ello, considera aspectos como tu peso, tu ritmo de vida, tus gustos personales y, por supuesto, tus objetivos. No dudes en pedir asesoramiento o incluso que nuestros nutricionistas profesionales diseñen uno específico.
Beneficios y desventajas de hacer un plan desintoxicante con zumos

Beneficios de los Planes Detox

Por supuesto, queremos que conozcáis tanto los beneficios que obtenemos al seguir un juice cleanse como sus posibles inconvenientes. No estamos hablando de un producto mágico, por mucho que se intente vender así en ciertos lugares, y, por tanto, además de ser positivo para nosotros en muchos aspecto, incluye algunos otros que debemos considerar.

Como puntos positivos tenemos:

Dieta rápida y sencilla

No tiene misterio ninguno; sólo has de tomar la cantidad de zumo que se te recomiende en cada ingesta, estableciendo un número de comidas por día. Por lo general, se hacen seis tomas por día, siendo estas de entre 400 y 600 ml. Obviamente, esto es algo que cambiará según las características de cada persona. Sin embargo, una vez establecidas tomas y cantidades, sólo has de abrir y beber.

Promoción de alimentación saludable

Los planes Detox son ideales para empezar a introducirte en un estilo de vida saludable e ir preparándote para los más avanzados de detoxificación del organismo.

Aumento de energía

Tomar estas bebidas repletas de micronutrientes de alta calidad hace que, durante muchas horas, tengamos un chute extra de energía que se traduce en una mejora del rendimiento tanto físico como mental.

Mejora la salud de nuestra piel

Uno de los efectos que disfrutaremos a largo plazo, sobre todo si, tras la limpieza, comemos un poco más de fruta, verdura y hortaliza, es una mejora de nuestra piel, que se volverá más lustrosa, firme y con mejor color. También se reduce el acné gracias a la pérdida de toxinas.

Limpieza del organismo

Con tanto líquido y tantos micronutrientes vamos a facilitar la eliminación de tóxicos y nutrientes que puedan resultar negativos. Ello supone que limpiemos muchos de nuestros tejidos internos, no solamente nuestro estómago.

Pérdida de peso

Un efecto de esto es la pérdida de peso. Vamos a deshacernos de exceso de nutrientes negativos y de una importante cantidad de líquidos, que, de hecho, si hemos estado comiendo mal, estarán más retenidos de la cuenta, por lo que ayudaremos a que nuestro organismo vuelva a su estado «natural».

Por otro lado, hay que considerar posibles inconvenientes, como son:

  • Un consumo excesivo de fibra. Si prolongas durante demasiado tiempo el consumo excesivo de hortalizas, frutas y verduras vas a estar desequilibrando tu dieta e ingiriendo demasiada fibra. Ello puede llegar a suponer que se den problemas como distensión abdominal, diarreas, gases, sobreesfuerzo intestinal, calambres, malabsorción del minerales…). Para que esto no llegue a ocurrir te aconsejamos no extender por demasiado tiempo la ingesta de únicamente zumos y, de superar los 3 días, puedes ir quitando la piel de algunas frutas para retirar el exceso de fibra.
  • Si pasas demasiados días sin consumir el resto de nutrientes necesarios para que nuestro organismo funciona adecuadamente (grasas, proteínas, hidratos…), este comenzará a fallar. Los primeros síntomas serán dolor de cabeza y debilidad generalizada. Es cierto que en principio los jugos detox, por darnos un extra de micronutrientes y hacernos perder toxinas nos dan vitalidad, pero sólo hasta un punto; cualquier deficiencia de nutrientes es negativa para nuestro cuerpo, sean del tipo que sean y hará que nuestro metabolismo se desequilibre y empecemos a funcionar mal a todos los niveles.
Consejos e instrucciones a seguir mientras realizas la dieta

Durante la dieta Detox

A no ser que quieras darte una limpieza extrema, hacer una dieta detox no supone morirte de hambre durante el tiempo que hayas escogido (o que puedas mantener). Vamos a ver cómo debe ser el paso a paso durante esos días para que comas varias veces al día al mismo tiempo que reduces toxinas y te chutas micronutrientes de alta calidad de manera natural.

Los ingredientes principales de tus zumos detox serán la manzana, el repollo, la zanahoria, la espinaca, el pepino, el apio, la remolacha, la acelga, el agua de coco (con moderación), la piña, la naranja, la cúrcuma, el camu-camu, el jengibre, la espirulina, el limón, el agave, la chía, el agua alcalina, el perejil… No te preocupes por su disponibilidad, nosotros te daremos un plan de bebidas diseñado para ti. Lo que sí te pedimos es que te familiarices con estos productos para que seas consciente de sus bondades y de lo que tomas con cada comida.

Nunca pases hambre. Nuestra propuesta es que tomes un zumo completo cada dos horas y media. Además, la constancia resulta esencial; no lo dejes para luego porque vas en el bus, por ejemplo (caería tu nivel de azúcar) o lo adelantes porque te notes ansioso. Además, haz tu última comida, al menos, dos horas antes de irte a la cama.

Zumo de limón. Una manera ideal de empezar cada día de dieta depurativa es tomando en ayunas un vaso de agua tibia con jugo de limón natural. Esta bebida estimula el hígado, lo que hace que empecemos a limpiarnos por dentro desde primera hora de la mañana.

Puedes tomar aperitivos si lo necesitas. Ya hemos visto que no hay que pasar hambre; lo que sí es necesario es que te pares a valorar si realmente necesitas esa comida o es ansiedad, gula o simple costumbre por comer. Toma un vaso de agua (o agua con limón si te ha gustado) y espera 10 minutos. Si sigues con hambre, no dudes en comer algún aperitivo como seis almendras con otro vaso de agua, una zanahoria pelada (además, te entretendrá mientras la roes), una pequeña y simple ensalada o una fruta.

Además de la comida, ten en cuenta estos otros puntos de limpieza orgánica:

  • Exfóliate. Utiliza exfoliantes naturales y una manopla especial para exfoliar y deshazte de todas las pieles muertas y demás impurezas que se acumulan en tu organismo.
  • Tal y como lo lees. Es posible que una mala alimentación, la falta de agua y demás hábitos nocivos hagan estragos en tu sistema digestivo y un cambio como este podría ayudar a mejorar el tránsito, o todo lo contrario. Ambas situaciones son normales pero, si se da este último caso, prueba a tomar algunos laxantes suaves para que todos los desechos fluyan y desaparezcan.
  • Sudando perdemos toxinas de manera inmediata. Una corta sesión de sauna o ejercicio cardiovascular son fáciles de disfrutar y ayudarán muchísimo (¡recuerda seguir hidratándote!).
Consejos tras hacer la dieta Detox

Después de la dieta Detox

La dieta no termina al beber los zumos. Tras esos días, aún quedarán algunas cosillas por hacer que serán tan importantes como todo lo que hemos visto.

  • Párate a pensar y reflexiona. Es momento de parar por un momento y dedicar tiempo a celebrar el logro y también para comprobar cómo te sientes, qué has aprendido, si deseas mantener tu cuerpo y tu mente en este nuevo estado de bienestar, etc. Como decíamos al comienzo, el proceso es mucho más que beber zumos verdes.
  • Toma bebidas de transición. Puedes tomar algunas bebidas de transición para volver de manera gradual a una dieta convencional. Ejemplo claro de ello son los batidos, que son más densos y calóricos, pues cuentan con alimentos como leche de avena, coco, cacao puro o plátano. Son dulces y reconfortantes e ideales como intermediarios entre dietas que chocan entre sí.
  • Aumenta la ingesta de los nuevos alimentos. Por supuesto, nuestro consejos es que, ya que has hecho este pequeño gran esfuerzo, merezca la pena a largo plazo. Por ello, te proponemos que vires tu alimentación hacia un punto más saludable, lo cual comienza por mantener una alimentación similar a la que tuviste en la fase predieta detox, con muchas frutas y vegetales, reduciendo al máximo el consumo de carne (especialmente la roja) y tratando de mantener tu organismo alcalino.
  • Toma jugos desintoxicantes. Tu relación con ellos no tiene que quedar en el olvido. Puedes tomar un par de ellos para calmar el aparato digestivo después de una copiosa cena de empresa, por ejemplo, o tomarlo, sencillamente, como una merienda.

Volver a los antiguos hábitos de consumo. Lo que no hay que hacer es fácil y rápido de indicar pero muy difícil de conseguir, lo sabemos. Verdaderamente deseamos que este plan haya servido para que, además de limpiar tu cuerpo por unos días, lo mantengas en el mejor estado posible. Por eso, aunque sabemos que es normal volver a tomar todo tipo de comidas y bebidas, te proponemos que te alimentes más saludablemente y dejes atrás o para ocasiones muy especiales productos como el alcohol, las grandes dosis de cafeína, las burbujas y los alimentos fritos, industrializados y con un alto aporte de grasas malas en general.

Formas de conseguir zumos Detox

Como puedes imaginar, son varias las opciones que tienes disponibles a la hora de hacer una dieta de desintoxicación.

  • Jugos caseros. Hacerlo es tan sencillo como escoger los ingredientes que desees incluir en tu bebida y licuarlos, exprimirlos o triturarlos.
  • Es una solución económica.
  • Aprovechas los alimentos que hay por casa.
  • Puedes personalizar cada zumo en el momento, según lo que te apetezca.
  • Ensuciarás mucho.
  • No siempre conseguirás el aporte de nutrientes que buscas porque cada alimento tiene una composición muy diferente que hay que conocer.
  • Los métodos caseros para convertir los alimentos en bebida hacen que el resultado se oxide y tenga que beberse rápidamente.
  • Comprados en tienda. Actualmente contamos con una extensísima variedad de zumos detox por lo que siempre vas a encontrar lo que buscas.
  • Puedes optar tanto por planes prediseñados específicos para uno u otro público o también personalizar el tuyo propio.
  • Tienes asesoramiento de expertos en nutrición para confeccionar un plan exclusivo para ti.
  • Los jugos son de la más alta cualidad, manteniendo el máximo de sus nutrientes.
  • Sólo tienes que abrir, beber y reciclar.
  • El precio es mayor que si, obviamente, haces tú mismo cada jugo.
  • Puede que compres de más (y tengas que tirar el producto o tomarlo más de lo que te gustaría) o de menos (y tengas que volver a la tienda o terminar licuando en casa).