Kale: el nuevo Superalimento Favorito

Es muy común oír hablar de los superalimentos más idóneos para cuidar nuestra salud. Y es que mantenernos saludables es una acción que parte de los alimentos que consumamos a diario. La dieta más sana, sin embargo, es la equilibrada y rica en nutrientes, como proteínas, grasas buenas, antioxidantes, vitaminas y minerales. Pero, nunca pueden faltar los alimentos de “color verde”, incluso, una buena adición a nuestro régimen alimenticio podría ser el Kale.

Hablamos de uno de esos vegetales considerados como superalimentos, dado que contiene cantidades significativas de sustancias muy preciadas para el organismo humano.

El propósito de este post es descubrir precisamente los aportes de esta hortaliza que es familia de las coles, entre otros aspectos importantes como sus usos en la cocina y mucho más.

¿Qué es el Kale?

Kale es una variedad de col que se está volviendo cada vez más «famosa» en España, aunque en otros países, especialmente en el mundo anglosajón, ya forma parte de un hábito alimentario.

Esta hortaliza tiene hojas oscuras y rizadas y ostenta una apariencia bastante similar a la col negra, con la que no debemos confundir porque el Kale es aún más rico en antioxidantes y propiedades beneficiosas en general.

Valores nutricionales y calorías

Es un hecho, este vegetal es muy rico en propiedades nutricionales, sin embargo, se erige como una gran fuente de antioxidantes que le ha llevado a considerarse un superalimento. Por supuesto, también contienen otros nutrientes que cualquier organismo agradece, como:

Beneficios que aporta al organismo

Gracias al conjunto de sustancias protectoras y beneficiosas que contiene, el Kale se considera un auténtico superalimento. La presencia de una cantidad tan alta y variada de antioxidantes la ha convertido en una hortaliza con una fuerte acción antitumoral y antiinflamatoria.

La acción de sus antioxidantes, incluso, tiene una incidencia sobre la salud de las células que se traduce en un tratamiento antienvejecimiento. Pero no solo eso, esta variedad de col también ejerce una acción reguladora de la presión, antidepresiva, ansiolítica e incluso cardioprotectora.

También es eficaz para fortalecer el sistema inmunológico y contrarrestar la fatiga. Además, es un alimento muy bajo en calorías, dado que solo contiene 49 kcal por cada 100 gramos. Un gran aporte para nuestro bienestar y conseguir la energía suficiente para realizar los quehaceres del día. Disfrutar del Kale os ayudará a perder peso más rápido y a desintoxicaros por sus antioxidantes y niveles de fibra.

Kale

Dónde y cuándo comprarlo

El Kale es una tipo de col rizado típicamente invernal, pero que ahora podéis encontrar en cualquier época del año. Su estacionalidad, sin embargo, va de noviembre a abril.

Podéis comprar este superalimento en tiendas de frutas y verduras, incluso en el supermercado. Ojo, es posible que lo confundáis con la col negra, que se parece muchísimo, pero que tampoco deja de ser un alimento muy saludable. Entonces ¿por qué no probar a combinar ambos vegetales en recetas súper saludables?

Cómo cocinar este superalimento

Esta hortaliza se limpia como cualquier otra de la familia de las coles. Se “pela” con las manos, se enjuaga con agua y se deja secar. Eso sí, debemos destacar que el kale es muy versátil y apto para ser consumido en cualquier época del año.

Podéis daros un capricho en la cocina y crear recetas siempre diferentes, porque se consume tanto cruda como cocida. Olvidaros de la “carne hervida” y centraros en recetas sabrosas que conserven la textura crujiente de este superalimento.

De hecho, es posible cocinarlo salteándolo con ajo, aceite y guindilla como se suele hacer con el brócoli. O podéis meterlo en el horno llenándolo como un rollo de verduras, aunque al vapor también es una excelente apuesta. Por último, probad hacer ensaladas con Kale picado finamente en tiras, incluso, lo podéis combinar con quesos, otras verduras y especias como el curry y la cúrcuma.

Recetas saludables

Como ya comentamos, dado a versatilidad de este superalimento, realmente podéis hacer recetas sabrosas, desintoxicantes y saludables. Empezando por las sopas, combinando Kale, cereales (preferiblemente en grano) y legumbres. Por otro lado, esta variedad de col con cebada y garbanzos funge como la receta de sopa idónea para la desintoxicar el organismo y perder peso.

Este vegetal también puede ser un condimento de una pasta rápida con ajo, aceite y guindilla. Por supuesto, el Kale combina además con carnes y quesos, para reducir la cantidad de grasas saturadas absorbidas por el organismo. Otra opción es preparar rellenos para tartas saludables elaborados con harina integral, combinándolo con ricotta y piñones en lugar de las habituales espinacas.

Y, si preferís los platos fríos, usad vuestra imaginación y cread ensaladas con este superalimento, ya sea con cebolla, zanahorias y legumbres. Todo aderezado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, escamas de limón, almendra u otros frutos secos.

Kale

Conclusiones

Con pocas calorías y elevadas propiedades nutritivas, el Kale representa un gran acierto para obtener una variedad de vitaminas y minerales a través de un alimento fácil de preparar y que podéis encontrar en los supermercados casi en cualquiera temporada del año.

Una de las cosas que más s encanta de este tipo de col rizado es su versatilidad en la cocina, ya que es posible usarlo como el ingrediente principal de una ensalada, como condimento de una pasta, incluso combina con cereales, legumbres y mucho más. ¡Los límites los ponéis vosotros!

Deja un comentario

× HAZ TU PEDIDO POR WHATSAPP