col rizada
Beneficios, propiedades y curiosidades de los alimentos

PROPIEDADES, BENEFICIOS Y CURIOSIDADES DEL KALE O COL RIZADA

Considerado un superalimento si lo preparamos y lo tomamos de la manera adecuada, seguro que te causa mucho interés conocer propiedades, beneficios y curiosidades del kale. ¿Vamos a ello? ¡Empecemos!

¿Qué es el kale?

Puede que si te hablo de kale no sepas si se trata de un alimento, de un tipo de zapato o de una palabra en otro idioma.

Este alimento es un tipo de col rizada que, como hemos indicado, se considera un superalimento. Ello se debe, por supuesto, a su increíble valor nutricional, más aún si lo comparamos con su ínfimo aporte calórico, que es de entre 35 y 45 kilocalorías por 100 gramos del alimento.

Este es muy rico tanto en vitaminas como en minerales, pudiendo disfrutar de un aporte de estos mucho mayor de lo que podemos encontrar en la gran mayoría de alimentos de nuestra cocina. Destacan, sobre todo, el hierro, el calcio y las vitaminas A, C, E y K. Tampoco es despreciable la cantidad de proteína que contiene, considerando siempre que es un vegetal, pues hablamos de unos 4 gramos a los 100 así como la de fibra, que los rebasa.

Podemos poner como ejemplo que por cada caloría de kale tenemos más hierro que por caloría de carne magra, más calcio que por caloría de leche y, atención, 10 veces más de vitamina C que por cada caloría de acelgas.

Además, al contrario que ocurre con muchas otras verduras de hoja verde, esta col rizada apenas cuenta con antinutrientes como pueden ser los taninos, los fitatos o los oxalatos.

Beneficios del kale; ¿qué nos aporta?

Obviamente, toda esta cantidad de nutrientes supone que nuestro organismo se alimente muy adecuada y saludablemente, consiguiendo, con ello, una importante cantidad de beneficios.

Potenciador de los efectos del calcio

Ya sabemos que el calcio es un mineral un poco especial, pues requiere de condiciones especiales para ser absorbido adecuadamente. Por ello, no es extraño encontrar quien afirma tomar grandes cantidades y aún así tener déficit en su organismo.

Para absorberlo, situarlo junto con vitamina C es ideal, igual que le ocurre al hierro, y qué casualidad ¡qué este alimento también incluye una importante cantidad de este micronutriente (20 mg a los 100 s)! De esta manera, estamos tomando mucho calcio, sí, pero, además, lo estamos absorbiendo de una manera muy eficiente, lo que supone que nuestro organismo lo utilizará plenamente para todas las funciones que así lo requieran.

Aunque este tiene muchas funciones, lo cierto es que destaca por su importancia en relación a las patologías óseas. Así, uno de los beneficios del kale es prevenir la pérdida de densidad ósea algo que ocurre con la edad, pero también al practicar deporte de alto impacto. Así mismo, estamos trabajando para prevenir también la osteoporosis y la artritis.

Dicho sea de paso, la salud ósea también se ve beneficiada gracias a la presencia de vitamina K.

Antioxidante

Tanto los flavonoides como los carotenoides que contiene este vegetal hacen que se considere un muy buen antioxidante, trabajando arduamente para limpiar nuestro hígado. No olvidemos, por supuesto, que estos dos antioxidantes están estrechamente relacionados con el anticáncer.

Mejora la salud cardiovascular

El riesgo cardivascular se reduce al tomar este superalimento porque consigue, gracias a su alto contenido en nutrientes como la proteína y la fibra, que baje el colesterol LDL (el malo) y suba el HDL (el bueno).

El hierro, por su parte, favorece la formación de hemoglobina y enzimas que se encargan del transporte de oxígeno a través de la sangre.

Reposición de electrolitos

Tan alta proporción de vitaminas y minerales lo convierten en un ideal para quien practica deporte pues es capaz de reponer una importante cantidad de electrolitos que perdemos con el sudor propio de la actividad física.

Estimulador natural

Este alimento es capaz de estimular partes y aspectos de nuestro organismo de una manera natural, sin que suponga absolutamente ningún esfuerzo para nosotros.

Hablamos por ejemplo, de la hidratación, del metabolismo o del propio sistema inmune, que se ven estimulado para mantener la labor de las células y la protección de estas frente a agentes extraños.

Anticancerígeno

Obviamente, los milagros no existen, pero sí es cierto que si hay una vitamina que se relacione con el anticáncer esa es la K, de la cual el kale contiene muchísima.

Bajo en calorías

Ya hemos comentado que este es un alimento con una cantidad mínima de calorías. Ello supone que puedas disfrutar de todos los beneficios que te hemos comentado sin descalabrar tu dieta, pudiendo reservar un mayor aporte calórico para recibirlo de otras fuentes como los hidratos de carbono.

Si, además, deseas perder algo de peso, puede ser una muy buena idea tomarlo en grandes cantidades en sustitución de otros alimentos más calóricos (siempre respectando el aporte de nutrientes). Lo puedes consumir como guarnición y en ensaladas así como en zumos de fruta y verdura, obteniendo una gran sensación de saciedad en este último caso.

Considerando todo lo anterior, es más que evidente que este alimento resulta un perfecto sustituto de muchos otros vegetales si queremos conseguir un mayor aporte nutricional así como disfrutar de todas las propiedades que este tiene (y sus consecuentes beneficios).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *