was successfully added to your cart.

Está riquísima, no lleva cafeína, ni gluten y puede prepararse prescindiendo de cualquier ingrediente de origen animal. Para entender los beneficios que se atribuyen a la Golden milk o haldi ka doodh hay que acudir a los conocimientos del Ayurveda, el sistema tradicional de salud y curación de la India. Una medicina milenaria, quizá la más antigua de la historia de la humanidad, que abarca también nociones de cocina, música, danza, astrología y espiritualidad.

Ingredientes

  • 500 ml leche de avena (o vegetal)
  • 1 Canela en rama
  • 5 g Jengibre fresco
  • 5 g Cúrcuma molida
  • Canela molida al gusto

La Golden milk admite muchas versiones, pero ninguna de ella puede prescindir de la cúrcuma. Esta especia –que se obtiene del rizoma de una planta perenne tropical de la misma familia del jengibre (la Curcuma longa)– es la principal responsable del sabor y color de la bebida dorada.
No se trata de una especie cualquiera, sino de un auténtico superfood. La cúrcuma es rica en vitamina C, B3, hierro, zinc, selenio y manganeso. Tiene fama de regular los niveles de azúcar en la sangre y de proteger el sistema cardiovascular y digestivo. Pero, sobre todo, esta especia amarilla es un antioxidante y antiinflamatorio natural. En otras palabras, es el ingrediente perfecto para una bebida que se precia de nutrir el organismo en el sentido más amplio.

 

PREPARACIÓN

Calentar la leche en un cazo con la rama de canela y el jengibre picado o molido. Bajar el fuego antes de que llegue a ebullición y echar la cúrcuma, removiendo bien. Dejar cocer a fuego muy lento durante al menos 5 minutos.

Servir con un poco de canela molida por encima.

Leave a Reply

WELCOME

PARA MEJORAR TU EXPERIENCIA EN NUESTRA WEB, AGRADECERÍAMOS QUE INTRODUJERAS TU CÓDIGO POSTAL:

ENVIAR